Spotlight PA es una sala de redacción independiente y no partidista impulsada por The Philadelphia Inquirer en asociación con Pittsburgh Post-Gazette y PennLive/Patriot-News. Regístrate para recibir nuestro boletín semanal sin costo.

Por Cynthia Fernandez de Spotlight PA

HARRISBURG — Funcionarios estatales permitirán que 13 condados de la región de Pittsburgh alivien las restricciones relacionadas con el coronavirus en los negocios y residentes, un codiciado paso hacia la reapertura que entró en vigor el viernes en gran parte del noroeste y centro-norte de Pensilvania.

El gobernador Tom Wolf anunció que los condados de Allegheny, Armstrong, Bedford, Blair, Butler, Cambria, Fayette, Fulton, Greene, Indiana, Somerset, Washington y Westmoreland podrán pasar a la “fase amarilla” de su plan de reapertura el 15 de mayo, dijo un funcionario de la administración.

Se unirán a 24 condados a los que previamente se les dio el visto bueno para aflojar algunas restricciones.

TRADUCCION DE LA GRAFICA: Añaden más condados a la fase amarilla de reapertura. El Gobernador anunció que 13 condados más comenzaron a dar los pasos para la reapertura. Algunos condados aún permanecen en rojo a pesar de cumplir con uno de los criterios de reapertura – el mantener menos de 50 casos nuevos en un espacio de 14 días por cada 100,000 residentes.

No se incluye en el anuncio del viernes el Condado de Beaver, donde un brote de COVID-19 dentro de un centro de atención a largo plazo ha dejado al menos 71 personas muertas. El representante estadounidense Conor Lamb (Demócrata de Allegheny) está pidiendo una investigación federal.

En marzo, Wolf cerró gran parte de la economía del estado y comenzó a ordenar a los residentes que se quedaran en casa en un esfuerzo por mitigar el coronavirus. Esta semana, Wolf extendió sus órdenes de quedarse en casa y el cierre de negocios hasta al menos el 4 de junio para el resto del estado.

Para entrar en la fase amarilla, los condados deben cumplir los parámetros establecidos por el Departamento de Salud. Esto incluye aumentar las pruebas y el rastreo de contactos para identificar y poner en cuarentena nuevos casos antes de que se conviertan en brotes. Los funcionarios estatales también establecieron un objetivo para que los condados vean menos de 50 nuevos casos confirmados por cada 100,000 personas en un período de dos semanas, aunque han enfatizado que eso es solo una medida.

La administración también está utilizando un modelo desarrollado por la Universidad Carnegie Mellon para decidir qué regiones pueden aliviar las restricciones.

En la fase amarilla, se levanta la orden de permanencia en casa para los residentes, aunque todavía deben seguir las directrices federales y estatales para el distanciamiento social y limitar las reuniones a menos de 25 personas.

Gimnasios, spas, salones de peluquería y manicura, casinos y teatros deben permanecer cerrados, mientras que los restaurantes solo pueden ofrecer entrega y entrega. Otras empresas pueden reanudar los servicios presenciales, aunque las empresas que pueden trabajar a distancia deben seguir haciéndolo.

Algunos dueños de negocios han reabierto sin el permiso del estado mientras que los legisladores de los condados que aun no han reabierto siguen clamando por en cese a las restricciones mas estrictas. Dicen que ya sus condados han tomado suficientes medidas de protección que deberían de posicionarlos en la fase amarilla de reapertura.

Representantes republicanos del condado de Lebanon en la Asamblea General, enviaron una carta a Wolf el viernes declarando la intensión de mover a sus condados a la fase amarilla el 15 de mayo sin su permiso si es necesario.

“Nosotros, como oficiales electos, estamos enfocados en manterner a nuestras comunidades seguras y libres de enfermedad y en no sobrepasar las capacidades de las facilidades de salud del condado,» comentaron los legisladores. “Hemos escuchado las súplicas de nuestros residentes que anhelan poder abrir sus negocios de manera segura y regresar al trabajo con las debidas precauciones.»

Wolf, quien ha sido propietario de negocios, dijo que entiende muy bien la frustración, pero que estan dirigidiendo su enojo en la dirección equivocada.

“La frustración debe estar dirigida al verdadero enemigo en todo esto: el virus,” dijo Wolf. «No son las regulaciones. Cualquier cosa que hagamos para reunir a grupos de personas, sean empleados o consumidores, lograría que las personas se contagien y se infecten con el virus mas fácilmente.”

100% ESENCIAL: Spotlight PA depende de donaciones de fundaciones y lectores como ustedes quienes están comprometidos con el periodismo de rendición de cuentas con resultados. Si valoras este informe, por favor realiza una donación hoy mismo en spotlightpa.org/donate.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: