Muchas agencias no estaban preparadas para lo que iba a ocurrir a mitad de marzo cuando se empezaron a sentir las repercusiones del Coronavirus en nuestra comunidad. Cuando el director de Pittsburgh Hispanic Development Corporation (La Corporación Hispana) Guillermo Velázquez se percató de la orden de quedarse en casa, y viendo los acontecimientos en Europa para ese entonces, se dió cuenta de que solo era cuestión de tiempo para que más cambios radicales afectarán a la comunidad hispana de la región.

El área de Beechview y el sur de Pittsburgh, donde está localizada La Corporación Hispana, tienen la concentración local más grande de hispanos. Muchos trabajan en industrias que se han visto afectadas por el cierre de negocios no esenciales tales como la construcción y los restaurantes. A ese estrés que tienen de perder los ingresos o el trabajo se le añade la falta de recursos y la barrera del idioma creando una necesidad más apremiada.

“La comunidad inmigrante no tiene el mismo alcance de beneficios que la comunidad ciudadana, las organizaciones están abogando para poder conseguir fondos para compensar por la falta de acceso. Nuestra meta es responder a las necesidades del grupo tratando de maximizar los recursos disponibles,” señaló Guillermo Velázquez.

Enfocados en entender los retos de la comunidad

En un principio el personal de la corporación hispana, 2 personas a tiempo completo y 2 voluntarios, se concentró en entender la situación de la comunidad y ver cómo ayudar. 

Su enfoque ha estado en conectar a familias latinas que han perdido sus ingresos, a empresarios afectados con la orden de cierre, y a las familias que por los cambios estuvieran en riesgo de perder sus hogares, con los recursos necesarios para mantenerse a flote durante este periodo tan incierto.

A través de contactos ya establecidos buscaron conectar con recursos. Gracias a un contacto nuevo con la ciudad, se dieron reuniones de foros virtuales para asegurar que la comunidad inmigrante de la región fuese considerada en las estrategias de apoyo y para expandir la ayuda a la comunidad latina. 

Ahí comenzó la labor virtual del equipo de La Corporación Hispana. En un principio llamaron a la mayoría de los emprendedores y las familias del programa de vivienda para hacer una evaluación de sus retos. Muchos estaban con temor y recibir una llamada para empezar fue un gran apoyo. La cantidad de ayuda que necesitan varia. El centro ha realizado seminarios virtuales y hecho un sinnúmero de llamadas para lograr brindar el mejor apoyo posible a la comunidad.

Ayuda a emprendedores y comerciantes

En el programa de emprendimiento han ayudado a empresas recién establecidas a terminar los trámites con el IRS, a establecer cuentas de banco, y publicar páginas de internet. Para los ya establecidos con modelos de negocios que pudieran ofrecer su producto en lineal, se les ayudó a crear un plan y a hacer el cambio. A aquellos que necesitaran ayuda económica se les ayudó a solicitar préstamos.

Apoyo para que familias latinas establecidas puedan conservar sus hogares

Al hablar con las familias La Corporación Hispana se dió a la tarea de entender quienes iban a poder pagar su mensualidad de vivienda y quienes no. Contactaron a los landlord, se les envió una carta para que supieran que la organización estaba colaborando para que la familia pudiera pagar todo o una porción de la renta. El equipo fue clave para procesar la información y solicitar algún tipo de ayuda para estas personas. Lo que fuera posible a través de la ciudad u otros programas y recursos.

Apoyo a los desempleados 

La Corporación Hispana normalmente ayuda a personas recién establecidas en la comunidad a preparar resumes y a solicitar empleo. Con los retos del COVID-19 ahora también están ayudando a los más necesitados a solicitar sus beneficios de desempleo. En este grupo ha habido muchas personas nerviosas que tienen miedo de completar las formas en inglés y que necesitan a alguien que los guíe para hacer el registro de CareerLink, juntar todos los documentos necesarios, sacar un número de PIN y más. 

Guillermo Velázquez enfatizó que

“el contacto con fundaciones y donadores es clave. Luego hay que canalizar el flujo de estos fondos para que lleguen a esas familias que tanto lo necesitan.”

A el dia de hoy los empleados de La Corporación Hispana junto a Guillermo han podido ayudar a más de 75 comerciantes, familias e individuos. Las llamadas pidiendo ayuda siguen llegando. 

Aquellos que estén interesados en obtener ayuda de PHDC pueden comunicarse llamando al 412-343-0545, a través de su página de Facebook o virtual, o su página de Internet www.phdcincubator.org.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: