fbpx

PA levantará la mayoría de las restricciones de COVID-19 para fines de mayo

Por Jamie Martines – 5 de mayo de 2021

HARRISBURG – Pensilvania levantará la mayoría de las restricciones relacionadas con el coronavirus en el Día de la Recordación (Memorial Day), dijeron funcionarios estatales el martes, mientras los casos se estancan o disminuyen en los condados del estado. Pero la orden universal de uso de mascarillas del estado permanecerá vigente hasta que se vacune a más personas.

A partir del 31 de mayo, ya no habrá límites de capacidad en negocios como restaurantes, bares, clubes nocturnos, teatros y gimnasios, así como en eventos como ferias, festivales, conciertos y eventos deportivos, anunció el Departamento de Salud.

Se ordena a las personas que continúen usando mascarillas fuera de sus hogares, excepto cuando participen en ciertas actividades, hasta que el 70% de los adultos de Pensilvania estén completamente vacunados.

Hasta ahora, aproximadamente el 42% de los residentes de Pensilvania de 18 años o más (4,248,011 personas) están completamente vacunados, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los casos de coronavirus en aproximadamente la mitad de los 67 condados de Pensilvania siguen en tendencia baja en las últimas dos semanas, mientras que la cantidad de casos nuevos cada día en la mayoría de los otros condados ha comenzado a estabilizarse, según los datos del departamento de salud estatal compilados por Spotlight PA. Las hospitalizaciones también han comenzado a disminuir desde que alcanzaron su punto máximo a fines de abril.

“Con millones de residentes de Pensilvania vacunados, es hora de planificar la transición de regreso a la normalidad”, dijo el senador Art Haywood (D., Filadelfia) en un comunicado que acompaña al anuncio del departamento de salud. “Esta acción de hoy es un paso clave hacia adelante”.

Haywood sirve junto con otros tres legisladores con funcionarios del departamento de salud estatal y la agencia de manejo de emergencias en un Task Force del estado para Vacunas de COVID-19, que contribuyó a la decisión de levantar las órdenes de mitigación.

Los expertos en enfermedades infecciosas dijeron que no les sorprendió ver que se levantaran las restricciones, pero aún así instaron a la precaución, incluso cuando los casos disminuyen y las tasas de vacunación aumentan.

“El hecho de que estemos comenzando a relajarnos no significa necesariamente que sea seguro estar en un lugar abarrotado con mucha gente, especialmente si no está vacunado”, dijo el Dr. Nathan Shively, especialista en enfermedades infecciosas de Allegheny Health Network.

La cantidad de pacientes con COVID-19 en los hospitales de AHN en el área de Pittsburgh está disminuyendo, pero Shively dijo que los casos que están viendo tienden a ser más jóvenes y son casi exclusivamente personas no vacunadas.

Las máscaras no desaparecerán por completo una vez que Pensilvania alcance su objetivo de vacunación; de hecho, es probable que se queden en los entornos de atención médica, dijo el Dr. Graham Snyder, director de prevención de infecciones y epidemiología hospitalaria de UPMC.

Las personas que son especialmente vulnerables al COVID-19, incluidas las que son mayores o que tienen otras complicaciones de salud, podrían querer seguir usando máscaras si se encuentran en situaciones en las que creen que podrían estar expuestas, dijo. Esto se debe a que las máscaras evitan que las personas infectadas propaguen el virus y ayudan a proteger a otras personas de la exposición.

“Hay muchas mascarillas, no causa daño, es solo un inconveniente”, dijo Snyder, “pero algo que es increíblemente eficaz para mantener a las personas seguras, así que no creo que la mascarilla deba desaparecer si alcanzamos el 70% de vacunación”.

El anuncio se produjo un día después de que los funcionarios estatales de Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York dijeran que aliviarán las restricciones a mediados de mayo. El gobierno de Biden también anunció el martes que apunta a vacunar parcialmente al menos al 70% de las personas mayores de 17 años en los EE. UU. para el 4 de julio.

Para alcanzar ese objetivo, la administración comenzará a desviar las dosis de las áreas donde la demanda se ha desacelerado y las enviará a los estados donde más personas quieren la vacuna. La administración también está pidiendo a los estados y farmacias que pongan a disposición más citas para vacunas sin cita previa.

Además, los recursos federales se utilizarán para apoyar a las clínicas de vacunación pequeñas, emergentes y móviles para que se centren en grupos con dificultades de acceso, y habrá fondos disponibles para las organizaciones comunitarias y sus esfuerzos de divulgación y educación acerca de las vacunas.

Para el martes, alrededor del 56% de las personas mayores de 17 años en todo el país habían recibido al menos una dosis de la vacuna, según muestran los datos de los CDC.

El anuncio de Pensilvania el martes hizo la distinción de que el mandato de uso de mascarillas se mantendrá en pie hasta que el 70% de los residentes estén completamente vacunados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.